Diagnóstico de la epididimitis

Resultados de un análisis de orina

La epididimitis puede ser al principio difícil de distinguir de la torsión testicular. Su médico le va a hacer un examen físico, el cual puede descubrir agrandamiento de ganglios linfáticos en la ingle y del testículo en el lado perjudicado. Asimismo puede hacer un examen rectal para revisar si hay agrandamiento de la próstata y un análisis de sangre y de orina para advertir infecciones y otras anomalías. Otros exámenes que el médico puede ordenar incluyen:

  • Detección de ETS. Esto implica recoger una muestra de líquido de la uretra. Su médico puede introducir un palillo en el extremo de su pene para obtener la muestra, que se examina para detectar bacterias o bien otros organismos infecciosos. Los resultados pueden ser empleados para escoger el tratamiento antibiótico más efectivo.
  • Ecografía Doppler. Esta prueba no invasiva usa ondas sonoras de alta frecuencia para crear imágenes de las estructuras internas del cuerpo y se usa para descartar enfermedades como la torsión del cordón espermático (torsión testicular) o bien un tumor testicular. El médico puede emplear esta prueba si sus síntomas empezaron con un dolor intenso y repentino.
  • Gammagrafía de los testículos. Se emplea para descartar la torsión testicular, esta prueba consiste en inyectar pequeñas cantidades de material radiactivo en el torrente sanguíneo. Unas cámaras pueden detectar zonas en los testículos que reciben menos flujo de sangre, lo que señala la torsión, o bien incremento del flujo sanguíneo, apoyando el diagnóstico de epididimitis.